Dos semanas con mi Kindle

Así es señoras y señores, hace un poco más de dos semanas soy el feliz propietario de un Amazon Kindle y creo que ya es hora de escribir en este blog cuál ha sido mi experiencia con él.

Primero debo comentar que compré un Kindle 3g y además una funda de cuero negra con luz directamente en la página de Amazon con envío internacional. Lo único problemático fue el costo bastante saladito del envío que no incluye el costo del servicio de DHL (honorarios y aduana). Más allá de eso, recibí el paquete en cuatro días, perfectamente embalado y con el Kindle dentro. Como había leído en otros foros, al comienzo parece que tiene una imagen pegada en la pantalla, pero no, es la tinta electrónica que se ve increíblemente bien.

El Kindle no busca reemplazar a las Tablet tan de moda actualmente; no se pueden ver videos ni navegar cómodamente la web pero sí logra reemplazar muy efectivamente a los libros impresos. Es en verdad maravilloso.

Gracias a este aparatito mágico he vuelto a leer. Ya no tengo problemas con libros grandes que no puedo llevar en el colectivo o que son incómodos para leer recostado a la noche en la cama. Ahora puedo leer en cualquier momento.

Una de las primeras cosas que hice fue, obviamente, ponerlo dentro de la funda que le había comprado: me desilusioné al ver que la luz no se prendía pero sin saber qué hice se prendió. Cuando entendí lo que había pasado me enamoré: ¡la luz sólo se enciende cuando el Kindle está en modo encendido y el brazo de la lámpara se encuentra totalmente extendido! Si el dispositivo se encuentra apagado (muy raro que se apague un Kindle) o en pausa (que consume tanta energía como estando apagado ya que la tinta electrónica no necesita de energía para mostrarse, sólo para cambiar de estado)  la luz se apaga.

La lámpara no necesita pilas ni baterías sino que se alimenta de la batería del Kindle. Ésto reduce un poco la durabilidad de la batería pero igual así es es suficiente para mí en cuanro al uso moderado que le doy.  Además, cargarlo tampoco es muy difícil ya que lo hago igual a la carga de mi teléfono, conectándolo al USB de la pc o al adaptador 220 a USB que tengo gracias al mismo (el kindle no trae uno, sólo trae un cable usb-miniusb).

De día la luz puede parecer escasa y tenía miedo que no fuera suficiente para leer pero a la noche, en la total oscuridad, perdí todos los miedos, ya que es la cantidad de luz justa para leer cómodamente sin ayuda de ninguna luz externa.

La segunda característica asombrosa del modelo que compré es la conectividad 3g mundial. No tiene costo de mantenimiento, ni contratos ni nada. Simplemente la usas desde el dispositivo y listo. Como dije anteriormente, el Kindle no es una Tablet y el explorador de internet es muy limitado pero es suficiente para chequear los emails, ver algún blog u otras cosas pequeñas que se necesiten hacer cuando no hay una PC u otro dispositivo más apto cerca.

La idea de Amazon con este modelo 3g, y se nota que está pensado para eso, es poder comprar libros desde la tienda online de Amazon en cualquier momento y en cualquier lugar, y de cobrarte un pequeño fee cuando transferís libros desde la pc  (o cualquier medio que envíe emails) al Kindle utilizando la red 3g.

Una crítica no tan favorable: si quiero comprar libros fácilmente lo tengo que hacer desde Amazon; la tienda de Amazon tiene títulos excelentes pero la gran mayoría sólo en idioma inglés. Si se quieren libros en idioma español hay que bajarlos o comprarlos de otro lugar.

Por lo demás, no me puedo quejar ya que son pequeñeces como el no poder cambiar las imágenes de fondo cuando se pasa a modo standby, o no poder compartir socialmente contenido si el libro no fue comprado en Amazon (aparentemente).

Lo cierto es que las ventajas superan por mucho cualquier problema que perciba. Por ejemplo, amo el resaltar fácilmente fragmentos y poder consultarlos luego. No sé cómo pude leer antes sin el diccionario en pantalla que me dice el significado de cualquier palabra que seleccione o el navegar por internet para ver mis emails sin pagar nada cuando esté de vacaciones en cualquier parte del mundo.

Para gestionar la librería, el compañero ideal de Kindle es una aplicación disponible en Windows, Linux y Mac llamada Calibre: es fácil de usar y recupera toda la información de los libros que sea necesaria. Esto, sumado a la cantidad de libros electrónicos que se pueden encontrar en internet, y el hecho que Amazon ofrece varios títulos como Moby Dick, Pride and Prejudice o The adventures of Sherlock Holmes en forma gratuita (gracias al proyecto Gutenberg) me ha dado literatura para leer cómodamente por mucho tiempo.

Eso sí, un último comentario: el Kindle es para leer libros electrónicos. Si bien puede mostrar archivos pdf con claridad, no es lo recomendado ni está diseñado para éste propósito. Muchos libros en internet sólo vienen como pdf y eso es un problema pero espero que de a poco se solucione y aparezcan más títulos en formato mobi o epub (el primero soportado nativamente por Kindle, el segundo lo transforma fácilmente el Calibre).

En conclusión, estoy muy muy contento con mi nuevo Kindle.


4 Responses to “Dos semanas con mi Kindle”

  1. Podrías comentar cuanto te cobraron entre aduana y DHL, ya tengo un Kindle 3G comprado mediante un importador, pero un amigo quiere comprar uno directamente, y estuve chateando recién con un representante de ventas, y me dijo que DHL no cobraba nada, y aduana tampoco..

    Esto no es cierto, pero se ofreció a mandarme el chat al mail para tenerlo registrado, por lo que me imagino que podré pedirle un refund a Amazon por la burrada de su vendedor..

  2. En mi caso en particular, por el Kindle 3G, Free 3G + Wi-Fi y el Kindle Lighted Leather Cover, Black DHL me cobró, en concepto de Aduana y honorarios 790 pesos argentinos extras (o sea.. me costo casi el doble!)

    En la página de Amazon dice que en algunos países puede haber algunos cargos extras y que es el usuario el que se debe encargar de hacer los trámites para asegurarse la entrada al país del articulo comprado. De hecho, en un momento en la página de Amazon el envío había quedado en un estado que requería la intervención del usuario y cuando me comuniqué por chat con Amazon me dieron a entender que eso escapaba de Amazon y que tenía que hablar con DHL, quienes me informaron de lo que tenía que pagar y que si no llamaba yo ellos tienen la política de llamar a las 48 horas.

    Yo estaba seguro que algo me iba a cobrar DHL, pero en verdad el número ese me agarró desprevenido. Es casi tanto cuanto cuesta el kindle + cobertor, pero me daba un poco de miedo comprarlo por mercado libre, no había encontrado en mercado libre un cobertor con luz como el que ofrece amazon, quería el packaging de amazon, y además… quería experimentar como era el tema para saber en el futuro que podría esperarme en otra compra 🙂

    Si podes reclamarle a Amazon y te hace un refund, entonces excelente ! Igualmente si no estas dispuesto a correr el riesgo de tener que pagarlo en todo caso, no se si me arriesgaría.

    Por cierto, no se como hiciste para comentar en este post tan rápidamente ! No había pasado ni una hora desde que había escrito el artículo ! Me alegró mucho saber que hay gente que lee lo que escribo 🙂

  3. Me viene excelente tu post, acabo de cancelar mi orden de Kindle directo desde Amazon, me había tentado por el precio pero si sale más del doble hay que pensarlo mejor.
    Leí un comentario acá http://blog.natancalzolari.com.ar/2011/04/27/%C2%BFcomo-compre-mi-kindle-en-argentina/ que se puede comprar por Ebay como gift, en los comentarios. Cualquier novedad, aviso.

    Saludos!

  4. También tengo un Kindle desde hace algún tiempo… también tuve el costo añadido de DHL… no recuerdo cuánto fue, pero si que fue mucho más que los derechos de aduana, y pagué casi el doble por el aparatito. Pero no me arrepiento…

Discussion Area - Leave a Comment